UN ENIGMA LLAMADO BOLIVAR
Capítulos de la Vida y Obra de Simón Bolívar

MATEA AYA DE BOLIVAR

CAPITULO Matea el Aya del Libertador

PULSAR PARA ESCUCHAR

Un Enigma llamado Bolívar

PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO 2011

Premio PNG 72

Investigación, Guión y Musicalización:

JORGE MIER HOFFMAN

Lectura: PORFIRIO TORRES

Premio

Un Enigma llamado Bolívar

JORGE MIER HOFFMAN

bolivarenigma@gmail.com

Teléfono Celular Venezuela

58 – 0426 5869991

Negra Matea

Un día como hoy, 21 de septiembre, en 1773 nació, la Negra Matea Bolívar, quien más que la aya del Libertador Simón Bolívar fue su primera maestra.

Matea Bolívar, hija y nieta de esclavizados –llevaba el apellido de su dueño- nació en hato El Totumo, al sur de San José de Tiznados, estado Guárico, y falleció en en 1886 a la avanzada edad de 112 años, longevidad que causó asombró en sus tiempos.

Matea estuvo viviendo en la hacienda de los Bolívar en San Mateo y también en la casa de María Antonia, hermana del Libertador. Hizo de aya, muy niña, de los Bolívar más pequeños, entre ellos Simón, un tanto menor que ella.

Según ella misma relató, presenció en 1814  el ataque de José Tomás Boves y el sacrificio del Capitán Antonio Ricaurte en la hacienda de San Mateo.

El 28 de octubre de 1876 cuando  se efectuaron las  ceremonias para el traslado de los restos del Libertador desde la Catedral de Caracas hasta el Panteón Nacional,  Matea entró en el recinto junto al entonces Presidente de la República, general Antonio Guzmán Blanco.

Los restos de Matea reposan en la cripta de los Bolívar, en la Catedral de Caracas. Desde marzo de 2008, el Despacho del Viceministro para África del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores a cargo del profesor Reinaldo Bolívar viene desarrollando una campaña para que los restos de Matea e Hipólita sean trasladados al Panteón Nacional, junto a el Libertador, campaña que la Fundación Afroamiga respalda por considerar que estas dos mujeres desempeñaron un papel muy importante en la vida  Simón Bolívar.

A propósito de esta campaña durante una conferencia que dictó el Viceministro en Altagracia de Orituco, estado Guárico, en julio de 2008, refirió que “cuando yo les digo a ustedes que lo enseñaba a caminar, a hablar ¿quién hace eso? Una maestra de preescolar. Por eso nosotros sostenemos que Matea fue la primera maestra informal del Libertador  Simón  Bolívar. Hubo otros grandes, claro, Rodríguez, Bello, el Padre Sanz, todos los demás, pero Matea fue la primera, la que le enseñó sus primeros pasos  y dice la leyenda popular que Bolívar se refirió en 1827, cuando regresó a Caracas,  a sus negras porque las llamaba “mis negras”.  Pregunta por Hipólita: “¿Dónde está Hipólita que me dio de comer? ¿Dónde está Matea que me enseñó mis primeros pasos?” Y siempre estuvieron con Bolívar en las buenas y en las malas”.

No podemos andar enseñando embustes como en la IV

La Negra Matea no fue nodriza del Libertador

Por:José Sant Roz

He venido escuchado con frecuencia, un micro que están transmitiendo por la Radio Nacional de Venezuela en el que se asegura que la Negra Matea murió de 113 años. Estas cosas las escuchan los escolares, los liceístas y universitarios y las asumen como ciertas. Me parece que debemos tener mucho cuidado y no hacer lo que en la IV se creó con nuestra historia que se formó un amasijo de inventos con grandísimas barbaridades. Esto, si fue cierto, lo que sería realmente increíble para la época, no pudo la Negra Matea, en manera alguna, haber amamantado al Libertador.

Lo vamos a demostrar con cifras y con hechos.

He conversado mucho sobre este tema con el historiador Carlos Delgado Chalbaud, una de los más grandes investigadores de nuestro país. Me refiere el doctor Chalbaud que en 1975, con motivo de la creación, a nivel nacional, de los roperos infantiles por el gobierno de Carlos Andrés Pérez, se avivó con mucha intensidad la fábula de la Negra Matea, presunta nodriza del Libertador.

Yo voy a colocar aquí su extraordinario análisis sobre este personaje. Él nos dice lo siguiente:

Aunque la negra Matea fue un personaje que realmente existió, no pudo ser nunca nodriza del Padre de la Patria. Bolívar jamás mencionó en sus cartas y sus conversaciones a la negra Matea; aunque sí se refirió varias veces a sus dos genuinas nodrizas: la dama realista doña Inés de Miyares y a la esclava llamada la negra Hipólita. Para 1883, centenario de nuestro Libertador, la negra Matea esta aún viva, y subsistió tres o cuatro años más.

Si la negra Matea no tenía 100 años, como es de suponer, para el centenario del Padre de la Patria, no pudo ser nodriza de Simón Bolívar, porque sencillamente nació después que Bolívar.

Y si la negra Matea tenía 16 o 18 años, cuando algunos historiadores afirman que amamantó al niño Simón, esto significa que para 1883 ella contaba con 116 o 118 años y que debió fallecer entonces no de 113 sino de 120 años.

Quien recogió esta fábula fue el polígrafo caraqueño Dr. Arístides Rojas, fomentador –como dice el Dr. Chalbaud- de leyendas que él mismo denominó “histórica”. Él afirma que el niño Simón le fue entregado a la negra Matea para que lo amamantara. El General Antonio Guzmán Blanco, que supo de aquella patraña y a quien era un gran demagogo, se aprovechó del momento para engañar una vez más al pueblo.

Matea, una esclava de la hacienda San Mateo, que pertenecía a los Bolívar, asistió, según refiere el historiador Vicente Lecuna, al Centenario del Padre de la Patria. Se cuenta que Guzmán Blanco la llevó del brazo al Panteón y fue un acto emocionante cuando al acercarse ella al Monumento, abrió los brazos y dijo: “¡Hijo mío! ¡Hijo mío!”

Pero ella no fue la criadora, añade Lecuna, como se creyó generalmente entonces; muchacha muy joven, mulata clara, cuando nació Bolívar, era apenas una criada de doña Concepción Palacios.

Nos dice el doctor Carlos Chalbaud Zerpa que ni Lecuna ni Arístides Rojas sabían contar, sino Guzmán Blanco, quien sabía hacerlo muy bien para su provecho político. Agrega el Dr. Chalbaud, que es posible que viviesen algunas personas longevas para esa época a las que les presumía una edad igual o algo superior al siglo. Sin embargo, el Dr. Manuel Landaeta Rosales en su obra “Recopilación Geográfica, Histórica y Estadística de Venezuela”, anotaba que para 1881, habitaban en Caracas, según el censo levantado el 27 de abril, ocho hembras que contaban cien años, una que tenía 101 años y otra que aseveraba tener 106 años. Es de suponer que la célebre Negra Matea fuera la última de las mencionadas, y asumimos esto como cierto, entonces la Negra Matea tendría que haber amamantado a Bolívar cuando contaba con apenas ocho años. Es decir, con una pubertad precoz insólita, del todo descartable.

Monologo “La Negra Matea”

2 comentarios to “MATEA AYA DE BOLIVAR”

  1. LA IMPORTANCIA DEL INMENSO TRABAJO DE JORGE MIER. ES UN RETO A LA VERDAD JUSTA DE LA VIDA DE BOLIVAR


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: