UN ENIGMA LLAMADO BOLIVAR
Capítulos de la Vida y Obra de Simón Bolívar

JURAMENTO DE BOLIVAR

CAPITULO  Juramento de Bolívar

PULSAR PARA ESCUCHAR

Un Enigma llamado Bolívar

PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO 2011

Premio PNG 72

Investigación, Guión y Musicalización:

JORGE MIER HOFFMAN

Lectura: PORFIRIO TORRES

Premio

Un Enigma llamado Bolívar

JORGE MIER HOFFMAN

bolivarenigma@gmail.com

Teléfono Celular Venezuela

58 – 0426 5869991

El edecán del Libertador, Daniel Florencio O´Leary, refiriéndose a ese momento histórico para la libertad de América, describió ese memorable juramento:

“La memoria de las épocas heroicas de la historia romana evocada a la vista del Capitolio, hizo nacer en el pecho de Bolívar esperanzas para el porvenir, resuelto a realizarlas o a tentarlo al menos, corrió al célebre Monte Sagrado del Aventino, al que Scipio llevaba a los plebeyos de Roma, exasperado por las exacciones, injusticias, arrogancias y violencia de sus señores los patricios… Los sufrimientos de la patria se agolparon en su mente… cayó de rodillas e hizo aquel voto de cuyo fiel cumplimiento es glorioso testimonio la emancipación de la América del Sur”

La Cruz de la Orden Templaria que usaba el Libertador, hoy se expone en el Museo Bolivariano de Caracas, y la foto puede ser admirada en la página web fmnoticias.com (foto superior)

Monte Sacro

El Monte Sacro (latín: Mons Sacer) es una colina de Roma que se levanta sobre la ribera derecha del río Aniene, tres millasal nororiente del Capitolio. Su altitud es de cerca de 50 m sobre el nivel del mar. Le da su nombre al barrio de la ciudad que se ha desarrollado desde el siglo XX.

La posición del Monte Sacro se ha establecido mediante los numerosos escritos de la época romana que varios autores dejaron, entre ellos Cicerón y Tito Livio.

Historia

Cuentan las leyendas que allí oficiaban los augures cuando efectuaban sus vaticinios observando el vuelo de los pájaros. Se cree que de ello proviene el nombre de “sacro”. Una leyenda muy popular cuenta que el viento podía hacer perder fácilmente los sombreros, lo cual se consideraba mal augurio por lo que los sacerdotes realizaban rituales mágicos para proteger a los asistentes.

En la Roma antigua el Monte Sacro quedaba bastante afuera de la muralla de la ciudad, a mitad de camino entre la aldea de Urbe y Ficulea, a lo largo de la ruta de la Vía Nomentana que llevaba a Normentum. A lo largo de la vía, algunos de cuyos tramos han conservado el basalto original, surgieron varios monumentos fúnebres, dos de los cuales son todavía visibles cerca del monte, en frente del cual la vía pasaba sobre el Aniene cmediante el puente Nomentano.

Además de lugar de prácticas religiosas, fue también un punto de referencia geográfico: En la época republicana era parte de un gran latifundio. Con el tiempo empezó a ser habitado, inicialmente como una zona residencial. Uno descubrimiento importante sacó a la luz la villa de Faonte, un liberto de Nerón mencionado por Suetonio como muy cercano y dedicado a la familia imperial. La villa está situada a lo largo de una curva de la antigua via Salaria.

Después de la época romana, probablemente debido a la dificultad de defenderla militarmente, la zona del monte estaba deshabitada y así permaneció hasta épocas recientes. La expansión de la ciudad se llevó a cabo en otras direcciones. En la zona el único punto frecuentado era el puente Nomentano, que se convirtió con el tiempo en puesto de control y servicio de guarnición.

Ponte Nomentano con el Monte Sacro al fondo (dibujo de Giuseppe Vasi)

La revuelta de la plebe

El monte es muy conocido por haber servido de refugio a los plebeyos durante la rebelión de la plebe del 494 a.C.. Todos los plebeyos permanecieron en el monte durante varios días y se negó a aportar su contribución a la vida normal de la ciudad. El cónsul Menenio Agrippa se dirigió a la plebe con el ahora famoso apólogo que comparó la sociedad con el cuerpo humano en el cual cada parte tiene su función por el bien del conjunto. Tras la concertación que permitió el regreso a la vida cotidiana de la ciudad, los plebeyos consiguieron que se creara el cargo de tribuno de la plebe y se estableciera su propia asamblea, el Concilium plebeyo, que elegía los tribunos y el edificio de los plebeyos. Además, las deliberaciones de los consejos de la plebe (plebiscitos) tenían fuerza de ley para los plebeyos. Los tribunos y el sitio de la plebe eran inviolables.

En la memoria del evento y como advertencia para la defensa de los acuerdos conseguidos, los plebeyos erigieron en la cima de la montaña un altar dedicado a Júpiter terrible. Según algunos esta es la causa del nombre “sacro” asignado al monte.

Tiempos modernos

El 15 de agosto de 1805, en el Monte Sacro, Simón Bolívar, en compañía de su maestro de la infancia Simón Rodríguez y su primo Fernando del Toro, jura liberar a Venezueladel dominio español. El episodio se conoce como Juramento del Monte Sacro. En ese momento, el futuro libertador de seis naciones tenía 22 años de edad:

El Juramento del Monte Sacro es una promesa pronunciada por Simón Bolívar para enfatizar su profundo compromiso personal con la causa independentista hispanoamericana y que tuvo lugar durante su visita a Roma, Italia. El juramento —presenciado por Simón Rodríguez, su maestro y mentor años atrás en Caracas muestra la faceta ilustrada y romántica de Bolívar, imbuido en un idealismo juvenil (tenía 22 años cuando lo realizó) y decepcionado por los avatares de su vida: luego del fallecimiento de su esposa en 1803, juró el 15 de agosto en la colina de Monte Sacro, para consagrar su vida a la liberación del continente latinoamericano.

Sobre la fecha en la que tuvo lugar este evento existe amplio consenso y documentación que permite asegurar que fue el día 15 de agosto de 1805. Sin embargo, la exactitud tanto del lugar como de las palabras pronunciadas por el Libertador en dicha ocasión son aún materia de controversia para sus historiógrafos y estudiosos. Por anotaciones personales de Simón Rodríguez se sabe que fue una de las tantas colinas que conforman el paisaje de la capital italiana, la cual él mismo describe como el Monte Sacro, aseveración refrendada por buena parte de los expertos en el tema, como Joaquín Díaz González. Otras fuentes aseguran que podría haber sido el Monte Palatino, de mayor altura; Caracciolo Parra Pérez —un gran estudioso de la vida y obra de Bolívar— fue de la opinión que el suceso haya ocurrido en el Monte Aventino, tal vez por su mayor significación histórica.

EL MONTE SACRO EN ROMA, SITIO DEL JURAMENTO DE SIMON BOLIVAR

Debido a un creciente culto a la personalidad del cual ha sido víctima el Libertador, que ha distorsionado en mayor o menor grado la comprensión de los hechos que rodearon su vida, de las palabras proclamadas ese día no se tienen certeza; historiadores como Vicente Lecuna llegaron incluso a poner en duda que Bolívar haya realmente pronunciado el juramento que se le atribuye, cuya versión que ha recibido más amplia difusión reza:
“¡Juro delante de usted, juro por el Dios de mis padres, juro por ellos, juro por mi honor y juro por mi patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español!”

Independientemente del estilo o forma, la veracidad de este hecho histórico está documentada de primera fuente, en primer lugar por una carta fechada el 19 de enero de 1824 en Pativilca, Perú, enviada por el mismo Bolívar a su maestro Rodríguez, con motivo de saludarlo al saber su retorno a Sudamérica, en la cual el Libertador se refiere a este hecho, aunque sin ahondar en detalles exactos2 y por otra parte, de un extracto de la conversación sostenida entre un Simón Rodríguez ya anciano y el doctor Manuel Uribe Ángel en Quito, en 1850, que fue recogida por el escritor Fabio Lozano y Lozano en el libro “Maestro del Libertador”, publicado en París, en 1913. Del sentido del juramento se desprende que el futuro Libertador quería conferir a sus palabras el concepto de las ideas de libertad, igualdad y fraternidad aprendidas de la Ilustración, toda vez que la contemplación del paisaje repleto de ruinas de lo que fue el Imperio Romano le hizo evocar la tiranía y opresión que caracterizaron a varios de sus gobernantes.

MONUMENTO A BOLIVAR EN EL PARQUE DE LA LIBERTAD

(antes Parque de Monte Sacro)

Erigido por el arquitecto Jorge Castillo en el 2005

Un Faro que ilumina el pensamiento del futuro

El 15 de agosto se conmemoran los 200 años del Juramento que hiciera nuestro Libertador Simón Bolívar ante su maestro Simón Rodríguez en el Monte Sacro en Roma, para ello se develará el Monumento “Monte Sacro” ante la presencia de las autoridades venezolanas designadas por el Presidente de la República y sus homólogos italianos.

El Monumento, una columna de 8 mts. de altura de mármol iraní travertino color crema y ocre, con una base cuadrada de granito de 15 cms. de espesor y 8 mts. de diámetro, fue una creación del arquitecto venezolano Jorge Castillo por especial mandato del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías, no sólo para celebrar el Bicentenario del Juramento, sino para proponer ese sitio como un lugar del culto a la libertad, a las ideas bolivarianas aunque “el concepto del monumento sea universal”. Conversando con el Arq. Castillo nos comentó que, conjuntamente con Fruto Vivas, realizaron un plan maestro, se diseñó una maqueta sobre lo que sería en un futuro el “Complejo Histórico Cultural Monte Sacro” donde estarían ubicadas las sede de las Embajadas de la República Bolivariana de Venezuela ante el Quirinal y ante la Santa Sede, además de la Biblioteca Bolivariana y la sede de la FAO. Actualmente allí existe una vieja casona y un puente de 2250 años de antigüedad, en ese mismo lugar, casi 500 años antes de Cristo, según la historia política romana narrada por el historiador Tito Livio, en este lugar se realizó la primera rebelión popular de la historia de la humanidad. Durante los años 496 y 449 antes de Cristo, se dieron aquí las dos primeras secesiones de la plebe. Se trató de revueltas de los plebeyos contra los patricios y en ambas oportunidades las luchas de la plebe terminaron traicionadas. El propio Tito Livio llama a la colina que está ubicada sobre el rio Anio, “Monte Sacro” o “Sacro Monte” y nombra por primera vez a Sicinio Belluto, el hombre que instó a los soldados a rebelarse de manera contundente contra los patricios. Y sobre esa misma colina, en 1805, mientras el joven Bolívar de 22 años se encontraba en Roma, hizo su trascendental juramento que determinó la voluntad indoblegable de Bolívar de poner término a la dominación española en América. Este monolito original, nos comenta su creador, será un faro que iluminará por siempre el desarrollo del futuro de la humanidad. Desde la cima, a través de una fibra óptica sale un haz de luz de diferentes colores igualmente desde la base donde se ubicaron unas ranuras que distribuyen la luz hacia arriba con colores rojo y amarillo que confundidos con el azul del cielo crean los colores Patrios en un ambiente mágico.

SIMONE BOLIVAR – MONTE SACRO

3 comentarios to “JURAMENTO DE BOLIVAR”

  1. Excelente los trabajos sobre Bolívar y la lucha independestista. Agradecería que me enviaran, a este mismo correo, algunos articulos referido al tema. Sucede que estoy montando un encarte referido al bicentenario y el mismo deseo incluir articulos que hablen sobre la verdadera historia de nuestra indpendencia. Trabajo en la Oficina Regional de Informacion de la Gobernación del estado Barinas. Ya he bajado nummerosos trabajos, pero siento que ustedes tienen más que dan pie al debate de las ideas.
    Gracias
    LMBS
    Periodista

    • Para la semana del 19 de abril de 1810, hemos preparado tres producciones sobre esta singular fecha, que conmemora los 200 años desde que se inicia la carrera ideológica hacia el 5 de julio de 1811, cuando naca Venezuela. Le invitamos a seguir entos tres programas, que están puatados en la siguiente programación:
      1) Lunes 19 de abril a las 7:00 de la noche “Antes del 19 de abril de 1810”
      2) Miércoles 21 de abril a las 7: 00 de la noche “Después del 19 de abril”
      3) Viérnes 23 de abril a las 7:00 de la noche “5 de julio de 1811 – Nace venezuela.
      Cada programa será retransmitido al día siguiente en los siguientes horarios: 6:30 AM – 10;00 AM – 7:00 PM

  2. He considerado el breve texto del Juramento del Monte Sacro, como una oración suprema uiversal, y tal es el título que lleva uno de mis artículos publicados sobre el particular. De igual modo, llamamos la atención sobre el Juramento de Jacmel (Haití Libre, 1806) afirmado en la conciencia libertaria futurista de quien fuera en años posteriores honrosamente llamado El Genralísimo Francisco de Miranda. En Jacmel se jura lealtad al ejército colombiano que partió de allí en una una pequeña flota de tres embarcaciones (Leander, Baccus y Bee) a llevar el fuego de la libertad y soberanía a los pueblos de América del Sur sometidos de manera secular a las fuerzas imperiales europeas. Cordialmente, Prof. Celestino Flores, FORJA de Venezuela, mUniversidad de oriente, Cumaná, Sucre, Venezuela.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 76 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: