UN ENIGMA LLAMADO BOLIVAR
Capítulos de la Vida y Obra de Simón Bolívar

RETRATO DE BOLIVAR

CAPITULO  El Retrato de Bolívar

PULSAR PARA ESCUCHAR

Un Enigma llamado Bolívar

PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO 2011

Premio PNG 72

Investigación, Guión y Musicalización:

JORGE MIER HOFFMAN

Lectura: PORFIRIO TORRES

Premio

Un Enigma llamado Bolívar

JORGE MIER HOFFMAN

bolivarenigma@gmail.com

Teléfono Celular Venezuela

58 – 0426 5869991

MEUCCI: Un artista italiano y clave de un magnicidio

RETRATO DE BOLÍVAR EN SU LABERINTO

Desde que se mudó al Pie de la Popa, el general no volvió más de tres veces al recinto amurallado, y fue solo a posar para Antonio Meucci, un pintor italiano que estaba de paso en Cartagena. Se sentía tan débil que debía posar sentado en la terraza interior de la mansión del marqués, entre las flores salvajes y el jolgorio de los pájaros, y de todos modos no podía estar inmóvil más de una hora. El retrato le gustó, aunque era evidente que el artista lo había visto con demasiada compasión . El general en su Laberinto de Gabriel García Márquez.

El Gabo se apoyó para su novela, en un comentario de Vicente Lecuna, quien no podía explicar los rostros vivificantes que le hizo Antonio Meucci al Libertador, en momentos en que la historia decía que estaba tuberculoso y agonizante.

Los dos retratos superiores fueron pintados por el artista ilatiano Antonio Meucci, cuando conoció a Bolívar en Cartagena en julio de 1830… Abajo dos ponturas de José María espinoza, quien se encargó de dibujar al “Bolívar Enfermo”  tal cual leemos en una carta que le hace llegar al pintor Tomás Mosquera:

“Señor José María Espinosa. Mí apreciado amigo y antiguo compañero: He visto el magnífico retrato que usted ha hecho de mi ilustre General el Libertador Bolívar; al verle ese semblante triste en sus últimos días, me ha traído a la memoria la imagen del héroe, y su semejanza es tal, que deberá llamarse el Bolívar de Espinosa. Felicito a usted por su inspiración artística, pues con ella va usted a perpetuar la imagen del Bolívar enfermo”

¡Y aquí lo increíble! los retratos de Meucci presentan a un Bolívar rozagante y lleno de vida, como en sus mejores tiempos… Ante la contradicción de los retratos de José María Espinoza, mostrando un Bolívar enfermo… y el rostro alegre y jovial de Antonio Meucci… El historiador Vicente Lecuna, para no cambiar la versión de la tuberculosis, y explicar lo inexplicable, hizo la siguiente lectura del retrato:

«El retrato que hizo Meucci le gustó a Bolívar, aunque era evidente que el artista lo había visto con demasiada compasión; más o menos neoclásico y de modesto alcance artístico, porque Meucci no da para más ¡..Para mí..! Era un fantasma enmarcado bajo marfil»

La oligarquía colombiana utilizó al pintor bogotano, José María Espinoza, para plasmar los rostros enfermos y decrépitos del Libertador en 1830, que contrastan con los rostros llenos de vida del artista italiano Antonio Meucci

Este retrato del artista italiano Antonio Meucci, es una prueba más para demostrar, que Bolívar no estaba enfermo cuando salió de Bogotá el 8 de mayo. Comprueba además, que en su ruta, de Barranquilla hacia Santa Marta, fue traicionado, para luego ser asesinado… Y para evitar que su muerte lo convirtiera en mártir de una revolución, se inventó su muerte por tuberculosis, tal cual plasmó José María Espinoza para beneplácito de los Conspiradores… Pero esa es otra de las historias que serán develadas en “Un Enigma Llamado Bolívar”

De aquellas sesiones sentre Simón Bolívar y el romano Antonio Meucci, quedaron de tres a cinco (no hay precisión sobre esto) pequeños retratos del busto de El Libertador cruzado de brazos. En todos, Bolívar parece flotar entre nubes.

Hasta hace poco, la información que se tenía según el Museo Nacional sobre el paradero de las miniaturas era la ubicación de dos de ellas en Venezuela y la posibilidad de que las restantes se encontraran en Colombia, en manos de personas desconocidas. Hasta que la casualidad y el interés de una japonesa por la vida del general Simón Bolívar, hicieron que una de las piezas fuera a parar a las salas de exhibición del museo.

La miniatura llamó la atención de los esposos Takano desde el mismo momento en que un viejo amigo, de un anticuario, la mencionó. Los esposos Takano, Hiroshi y Fumiko estaban Colombia en una corta visita de cuatro días para la celebración de los 70 años de la inmigración japonesa en Cali. Pero sus conocimientos sobre Bolívar superaban, incluso los de muchos de nuestros compatriotas.

Fumiko Takano había hecho una maestría en estudios latinoamericanos y su interés por la vida de Bolívar fue creciendo a medida que su contacto con los colombianos se hizo más estrecho, gracias a una temporada anterior, en la que su esposo fue diplomático de la embajada del Japón en Bogotá.

Durante los años de nuestra estancia, leí biografías sobre Bolívar y El general en su laberinto, visitamos lugares históricos como La Quinta de Bolívar, la Quinta de San Pedro Alejandrino, El Palacio de San Carlos. Inclusive fui a Caracas y visité la casa natal de El Libertador y pude conseguir los 34 tomos de las Memorias de orecuerda Takano, quien tiene proyectos de escribir en su idioma natal un libro acerca de Bolívar.

Tengo dos objetivos: hacer conocer a los japoneses sobre el espíritu de un personaje que ha hecho una hazaña incomparable y proyectar las raíces de los problemas de América Latina que él luchaba por resolver y que no se han solucionado todavía , agrega.

Por eso, en cuanto el amigo del anticuario ofreció el cuadro, antes perteneciente a una familia de Cali, los Takano no dudaron en comprarlo. Su intención, según recuerda Elvira Cuervo de Jaramillo, directora del Museo Nacional, era regalárselo al señor Ikeda, presidente de una organización religiosa y política del Japón.

Pero un día antes de regresar a Oriente, en una cena con personalidades de la cultura como el actual ministro Juan Luis Mejía, el ex ministro Ramiro Osorio y la directora del Museo Nacional, Elvira Cuervo de Jaramillo, los Takano descubrieron el valor de su hallazgo.

La miniatura resultó ser la obra de Meucci, un pintor que pasó a la historia por haber sido el último retratista de El Hombre de las Dificultades , más que por lo sobresaliente de su arte.

Es una obra que vale como tesoro nacional y no se puede sacar del país así que resolvimos comprarlo y luego donarlo al museo. Así quisimos rendir nuestro homenaje al Libertador y manifestar profundos agradecimientos por todos los recuerdos tan bellos que tuvimos en Colombia agrega Takano . Fue una serie de puras coincidencias, en tan corto tiempo que no tuvimos oportunidd de ver otras obras. Sin embargo, aquella miniatura nos gustó mucho, tanto en lo artístico como en lo historico. En mi biblioteca tengo una foto de la misma, ya enmarcada .

El retrato en el museo Las piezas llegan al museo de diferentes maneras: donaciones, traslados, adquisiciones directas. Aunque, según palabras de la directora del Museo Nacional, Elvira Cuervo, en muchos casos, por falta de presupuesto, hay que acudir a donaciones. Muchas Fundaciones, como la fundación Beatriz Osorio, se encargan de este tipo de aportes.

El retrato en miniatura de Bolívar, realizado por Meucci pocos meses antes de la muerte de El Libertador , en diciembre de 1830, cuando este se hallaba en el camino a Santa Marta, estará a partir del martes 8 de febrero en la Sala Fundadores de la República del Museo Nacional y se verá solo durante dos meses en exhibición. Informes: Carrera 7 No. 28-66. Teléfono: 3348366.

PULSAR PARA VER ROSTROS DEL BOLIVAR ENFERMO

4 comentarios to “RETRATO DE BOLIVAR”

  1. Enorme revuelo ha causado la publicación de los libros don Jorge Mier Hoffman, toda vez que hemos sido víctimas de una historiografía llena de lagunas y fasedades. Aun faltan muchas cosas por investigar y desenmascarar. Mucha expectativa existe igualmente sobre el resultado que arrojará la exhumación de Bolívar, así como el cruce de ADN que se está realizando con las muestras tomadas a las hermanas del Libertador. Verdaderamente que me ha llamado poderosamente la atención el contraste existente entre las pinturas de José María Espinoza y el italiano Antonio Meucci. Se que ud no comparte la tesis del Pdte. sobre el envenenamiento del Libertador, pero lo dicho por el científico norteamericano no deja de tener pertinencia.

    • En lo personal tengo ¡Muy Poca Confianza en la investigación! que hace el Gobierno. Sé de personas, muy influyentes, que están manipulando para que se diga que allí está Bolívar, porque de eso depende la credibilidad de muchos historiadores. Por eso la Academia de la Historia tiene sus infiltrados en el equipo de la investigación, y yo quien fue el que generó todo esta polémica en el 2007 fui sacado del equipo. Un ejemplo lo es la exhumación de las hermanas de Bolívar. Se dijo que se tomaron muestras de Juana Nepomucena Bolívar, y resulta que su cripta fue profanada hace muchos años y desde 1947 ya se sabía que sus restos no estaban identificados.

  2. Esa información, en los términos que ud lo plantea, es preocupante, toda vez que le resta seriedad a la investigación que se lleva a cabo, es decir, ya no tiene sentido. Por un momento, créamelo, llegue a pensar lo mismo que Ud está diciendo en este momento, pues con decir que esos son los restos de Bolívar se resuelve el asunto y se complace a la Academia de la Historia que tanto ruido ha hecho con la exhumación y la puesta en duda de la existencia de Bolívar en el Panteón Nacional. No sé si estará pensando lo mismo que yo. ¡Qué lástima! porque se había creado toda una gran expectativa sobre la verificación de los restos del Padre de la Patria. Pero no podrán parar las iniciativas indiviales que andan sobre el propósito que se expone en La Carta.

  3. Dr. Jorge, un saludo desde la Grita. Comienzo en este comentario diciendo que siento mucho respeto por la Dra. Eva Golinger, pero me ha dejdo sorprendido la forma como quiere descalificar su investigación para determinar con exactituda, cómo y en qué circunstancias ocurrió la muerte del Padre de la Patria. La Bitácora de la Granpus, hoy se ha convertido en un documento sumamente valioso para esclarecer todo lo ocurrido con su muerte. De manera que podemos decirle a la Dra. Golinger que no existe dos bitácoras diferentes; que lo que si pueden existir son lecturas distintas acerca de un mismo suceso.
    Por otra oparte, quiero indicar que ya es tiempo de tener un veredicto del cruce de ADN. ¿Qué ha pasado?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: