UN ENIGMA LLAMADO BOLIVAR
Capítulos de la Vida y Obra de Simón Bolívar

VIRGEN DEL VALLE

CAPITULO  La Virgen del Valle y Bolívar

PULSAR PARA ESCUCHAR

Un Enigma llamado Bolívar

PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO 2011

Premio PNG 72

Investigación, Guión y Musicalización:

JORGE MIER HOFFMAN

Lectura: PORFIRIO TORRES

Premio

Un Enigma llamado Bolívar

JORGE MIER HOFFMAN

bolivarenigma@gmail.com

Teléfono Celular Venezuela

58 – 0426 5869991

 

“Sea lo que fuere, no nos hallamos ya en los tiempos en que la historia de las naciones era escrita por historiógrafos privilegiados, a los cuales se les daba entera fe sin examen… Son los pueblos los que deben escribir sus anales y juzgar a los grandes hombres. Venga, pues, sobre mí el juicio del pueblo colombiano: es el que yo quiero, el que apreciaré, el que hará mi gloria”

Simón Bolívar

LOS MILAGROS DE LA VIRGEN DEL VALLE

Por: Jorge Mier Hoffman

El 8 de septiembre el Estado Nueva Esparta se viste de gala espiritual, para participar en la tradicional “Bajada de la Virgen”, en un peregrinar de miles y miles de feligreses agradecidos al milagro de su Reina Madre

La Virgen del Valle es la imagen inmaculada de la madre de Dios más antigua del continente americano, cuya figura llegó a Cubagua, la más pequeña de las tres islas que hoy forma parte del Estados Nueva Esparta, en momentos en que la feligresía imploraba por un milagro que pusiera fin a la barbarie de los españoles en contra de los nativos Guaiquerí, raza indómita que habitaban las tres islas que conforman hoy la región insular: Margarita, Coche y Cubagua

Cuenta la historia, que algún anónimo artista español del siglo VI, modeló en madera sus facciones de rostro angelical junto a brazos y manos, como un conjunto armonioso de la representación de “La Purísima”, y sus elementos sostenidos con listones del mismo material, para darle la apariencia de la Inmaculada Concepción madre de Jesús

Un galeón la llevó a Santo Domingo, antigua isla La Española, y por algún milagroso misterio, fue llevada a las costas de Nueva Cádiz, para santificar el primer poblado europeo de América, y para quedarse en Cubagua.

Nueva Cádiz fue un emporio comercial y turístico del Caribe..! Sus placeres perleros fueron considerados los más grandes, hermosos y valiosos del mundo de la época, donde se extrajeron en 30 años más de doce toneladas de perlas, algunas tan grandes como un huevo de paloma.

Nueva Cádiz se convirtió en pocos años en la Sodoma y Gomorra americana con toda su perversión… Y en ese ambiente de crueldad y esclavitud, el 25 de diciembre de 1541, día de la natividad cristiana, la naturaleza hará justicia a los guaiqueríes: Cubagua fue totalmente devastada y la mayoría de la ciudad de Nueva Cádiz sepultada en la profundidades del mar

La aparición de la virgen en las costas de Porlamar, arrastrada por las mareas, luego que su Ermita se perdió en las profundidades del mar, es uno de sus milagros, para convertirse en la patrona de los guaiqueríes, que la ocultaban en una cueva en las alturas del Piache, cuando la isla era asaltada por los piratas y bandoleros que frecuentaban el Caribe.

LOS MILAGROS DE LA VIRGEN DEL VALLE

En nuestra concepción religiosa, un milagro es todo aquello que no podemos explicar científicamente… Un milagro es todo aquello que sucede sin la intervención del hombre, sino por la fe y la creencia mística en algo divino y sobrenatural; por lo tanto podemos decir, que la aparición de la Virgen en Margarita ya de por sí fue un milagro, tomando en cuenta lo devastador de terremoto que sepultó la ciudad de Nueva Cádiz.

EL MILAGRO DE LA LLUVIA

Margarita no posee ríos, y sus pocas elevaciones impiden que las nubes se detengan en su tránsito sobre la isla… Las pocas lluvias son características en Margarita… Pero nunca como a comienzos del 1600, cuando un fenómeno natural impidió que cayera una sola gota de agua.

En esa oportunidad la sequía se extendió por años… Prácticamente todo se acabó: los animales morían y no se podía cultivar… En ese momento de desesperación, donde todo estaba agotado, los margariteños imploran por un milagro a la Virgen del Valle.

Ahora los margariteños habían depositados sus esperanzas en el poder divino de su Virgen

El pueblo fervoroso elevó sus plegarias en procesión, llevando a la madre de Dios por los miserables caseríos inmersos en la sequía y la desesperación… y ocurrió el milagro..! El cielo se oscureció de nubes cargadas de humedad, y un fuerte aguacero, como nunca antes, colmó los áridos campos que volvieron a la vida… A partir de entonces, la Virgen vela por la felicidad de los margariteños, y es la encargada de asegurar el agua de lluvia que, desde ese día, no ha dejado de regar los campos, ya que la isla no posee ríos… y desde ese milagroso día, la Virgen no se ha visto obligada a abandonar su templo en el Valle del Espíritu Santo, para peregrinar por los pueblos margariteños.

EL MILAGRO DE LA PERLA

Un humilde pescador de nombre Domingo, nativo de Punda, como todas las mañanas, se sumergió en las profundidades del mar en busca de las codiciadas perlas que hicieron célebre la isla de Cubagua, y que motivaron la conquista en esta parte del continente por parte de los españoles… De pronto..! cuando revisaba el manto de coral, fue alcanzado por la filosa púa de una furiosa manta raya que rondaba los criaderos de ostras… Como pudo…. salió a la superficie y llegó sangrante a la orillas, donde fue atendido por los lugareños que, en vano, intentaron parar la infección que había cangrenado la pierna… De nada sirvieron los remedios para sanar su herida… La pierna se le ulceró hasta la rodilla y sólo su amputación podía salvarle la vida…

Pero ello era peor que la muerte misma para un hombre que vivía del mar y necesitaba de miembros sanos y fuertes… Ante un desenlace fatal, la mujer de Domingo invocó al milagro de la Virgen del Valle… y a los pocos días su pierna sanó sin más remedio que los rezos y oraciones de su esposa

Domingo con un agradecimiento infinito, le prometió a la Virgen la primera perla que obtuviera cuando nuevamente volviera al mar… Sintiéndose seguro por el aura protectora de la Virgen del Valle, volvió al mismo lugar para extraer la valva de una inmensa ostra que halló sujeta al manto de coral… Al abrirla, su rostro mostraba el asombro de tan singular descubrimiento… ésta no era una perla común… era nada más y nada menos que una curiosa perla que asombrosamente delineaba la forma de su pierna y mostraba hasta el rastro de su cicatriz.

UN MILAGRO QUE SALVÓ LA REPÚBLICA

Durante la batalla, el General Juan Bautista Arismendi recibió un disparo en el pecho que lo hizo rodar cuesta abajo, para angustia de sus hombres que lo daban mortalmente herido…

La conmoción embargó a la tropa al ver a su líder caído en medio de la acción de un enemigo que superaba abiertamente a los patriotas

De pronto se oyó un grito de esperanza: Un Milagro…! Gritaron los hombres que fueron a auxiliar al héroe margariteño… Increíblemente la bala mortal no penetro el pecho, ya que fue detenida milagrosamente por una medalla de la Virgen del Valle que el patriota Arismendi siempre llevaba colgada a su pecho… y desde ese día, la imagen inmaculada de la Virgen fue bordada en los pendones patriotas que enarboló el aguerrido pueblo margariteño.

Le dicen “La Muñeca” por su rostro sonriente y angelical… otros le llaman “La Virgen Linda” por su mirada melancólica… o más fervorosamente y para darle un toque regional, todos la llaman: “La Virgen del Valle”… El próximo año se cumplen quinientos años bendiciendo, con sus ojos semidormidos y sus manos juntas, a los que acuden para adorarla y darle gracias por sus milagros… por ello es también llamada “La Virgen Milagrosa”, cuyas ofrendas, de gente agradecida, colma los espacios del Museo Diocesano, ubicado frente a su santuario en la localidad del Valle del Espíritu Santo, a las laderas de la Sierra de Copey, donde apareciera un día de 1542, en hombros de de los indios guaqueríes, sobrevivientes del maremoto que devastó la metrópolis de Nueva Cádiz, y desde entonces esta raza de nativos se proclaman sus legítimos cofrades.

El 8 de septiembre es el día de la Natividad de María Santísima… Ese día de júbilo nacional, la imagen de Nuestra Señora Del Valle deja el Santuario para asistir al oficio litúrgico y recibir las ofrendas de sus devotos en un acto de infinita adoración, que este 8 de septiembre del 20111 cumple 100 años, desde que el Oriente de Venezuela fue bendecido como su Patrona, como también lo es de la Armada venezolana.

Hombres y mujeres de la raza Guaiquerí, cuyaestipe no sucumbió ante la barbarie de los españoles, que exterminaron a los nativos que fueron obligados a sumergirse desde la mañana hasta el atardecer, para extraer las perlas que, en abundancia, cubrían el fondo de la isa de Cubagua. Así narró el fraile Bartolomé de Las Casas en 1541:

“La tiranía de los españoles obligaban a los indios a sacar perlas de la manera más cruel. No hay peor suplicio infernal que se le pueda comparar… Los metían a la mar a cinco brazas de hondo desde la mañana hasta ponerse el sol. Si tratan de descansar los apuñalan. En pocos días mueren sangrando por la boca o los devoran los tiburones. La mayoría de los indígenas prefería morir ahogado antes de continuar el suplicio… Un barco podía navegar desde Cubagua hasta La Española sólo siguiendo la ruta de los cadáveres flotando en las aguas del Caribe”

La perla Peregrina es una de las pocas joyas que lleva tras de sí una historia tan fascinante, tan grande como un huevo de paloma: es una de los nueve quintales de perlas que fueron extraídas de Margarita por los sediciosos españoles. Perteneció a Carlos IV, rey de España, luego a Napoleón Bonaparte; hasta que finalmente apareció en 1969 una subaste de Londres, donde fue comprada por Richard Burton como un regalo de boda para Elizabeth Teylor, quien la luciría en la película A little Night Music en el año en 1977.

 Le dicen “La Muñeca” por su rostro sonriente y angelical… otros le llaman “La Virgen Linda” por su mirada melancólica… o más fervorosamente y para darle un toque regional, todos la llaman: “La Virgen del Valle”… El pronto se cumplirán quinientos años bendiciendo, con sus ojos semidormidos y sus manos juntas, a los que acuden para adorarla y darle gracias por sus milagros… por ello es también llamada “La Virgen Milagrosa”, cuyas ofrendas, de gente agradecida, colma los espacios del Museo Diocesano, ubicado frente a su santuario en la localidad del Valle del Espíritu Santo, a las laderas de la Sierra de Copey, donde apareciera un día de 1542, en hombros de de los indios guaqueríes, sobrevivientes del maremoto que devastó la metrópolis de Nueva Cádiz en Cubagua, y desde entonces esta raza de nativos se proclaman sus legítimos cofrades.

PRESENTACION FILATÉLICA

1

El Estado Nueva Esparta es una entidad insular, constituida por tres islas: Margarita, Coche y Cubagua, situadas en el Mar Caribe, al norte del territorio continental de Venezuela. El 15 de Agosto de 1998, Margarita cumple 500 años desde que fue divisada por el Almirante Cristóbal Colón; hecho histórico de gran significación, pues Margarita se constituyó en el centro de explotación de perlas más importante del Nuevo Mundo, y donde se fundó la primera metrópolis del Continente.

2b

 

La Historia de Nuestra Virgen del Valle

Cubagua documental del 2002

Jorge Mier Hoffman en Cubagua

4 comentarios to “VIRGEN DEL VALLE”

  1. me gusta el tema

  2. Que bella la historia dela Virgen del Valle

  3. Creo en ti Virgencita y desde arriba se que escuchas mis suplicas

  4. La lSensibilidad que tenemos LOS VENEZOLANOS CARIBEÑOS, nos permite estar de Guardianes de nuestras Etnias Indígenas Hombres y mujeres de la raza Guaiquerí, cuya estipe no sucumbió ante la barbarie de los españoles, que exterminaron a los nativos que fueron obligados a sumergirse desde la mañana hasta el atardecer, para extraer las perlas que, en abundancia, cubrían el fondo de la isa de Cubagua en Nueva Esparta.. Así narró el fraile Bartolomé de Las Casas en 1541:

    “La tiranía de los españoles obligaban a los indios a sacar perlas de la manera más cruel. No hay peor suplicio infernal que se le pueda comparar… Los metían a la mar a cinco brazas de hondo desde la mañana hasta ponerse el sol. Si tratan de descansar los apuñalan. En pocos días mueren sangrando por la boca o los devoran los tiburones. La mayoría de los indígenas prefería morir ahogado antes de continuar el suplicio… Un barco podía navegar desde Cubagua hasta La Española sólo siguiendo la ruta de los cadáveres flotando en las aguas del Caribe”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: