UN ENIGMA LLAMADO BOLIVAR
Capítulos de la Vida y Obra de Simón Bolívar

MEXICO Y BOLIVAR

CAPITULO Bolívar un Charro Caraqueño

PULSAR PARA ESCUCHAR

Un Enigma llamado Bolívar

Premio PNG 72

Investigación, Guión y Musicalización:

JORGE MIER HOFFMAN

Lectura: PORFIRIO TORRES

Premio

Un Enigma llamado Bolívar

JORGE MIER HOFFMAN

bolivarenigma@gmail.com

Teléfono Celular Venezuela

58 – 0426 5869991

PULSAR PARA VER INFLUENCIA DE BOLIVAR EN MEXICO

Simón Bolívar en México

Simón Bolívar en México.

Nació en Caracas, Venezuela, en 1783; murió en Santa Marta, Colombia, en 1830. Es la figura principal en las luchas por la independencia de las colonias españolas en la América del Sur.

Fue libertador, gobernante y caudillo militar de las provincias que actualmente forman las repúblicas de Colombia, Venezuela, Perú, El Ecuador, Bolivia y Panamá. Estratega y estadista, fue también un doctrinario del liberalismo republicano y un partidario ferviente de la unión de los pueblos hispanoamericanos. En sus cartas y proclamas, y en ensayos como Mi delirio sobre el Chimborazo, se manifiesta como hombre ilustrado y buen escritor. Acosado por las rivalidades entre sus segundos y por los conflictos que surgieron entre los pueblos que él había liberado, renunció al poder cuando tenía 46 años y murió, pobre y amargado, un año más tarde.

Simón Bolívar en México.
Nueva España, y otras propiedades territoriales españolas.

Aún no cumplía los 16 años cuando Bolívar pasó por México. Llegó al Puerto de Veracruz el 2 de febrero de 1799 en el navío de guerra San Ildefonso, procedente de La Guayra y con destino a España. Como el barco habría d permanecer algún tiempo en Veracruz, decidió conocer la capital del virreinato, pasando por Puebla y Jalapa. Durante 8 días fue huésped del oidor Guillermo de Aguirre y tuvo oportunidad de conocer al virrey Miguel de Azanza, a quien escandalizó con sus opiniones sobre la justicia de la causa americana. El 20 de marzo continuó su viaje a Europa, pasando por La Habana. Su breve estancia en México perduró en sus recuerdos. Siempre se refirió a la capital como “la opulenta” y al país lo calificaba de “rico y grande”, y también de “agradable, sano e independiente”.

Simón Bolívar en México.

La preocupación de Bolívar por las luchas de Hidalgo y Morelos y por los primeros pasos independientes de México fue honda y permanente. Sus comentarios y sus actos demuestran que tenía una información fidedigna de los acontecimientos y una visión muy certera de su significado. A pesar de que se sintió decepcionado por la celebración de los Tratados de Córdoba, se apresuró a enviar, en su calidad de Libertador Presidente de Colombia, un ministro plenipotenciario ante el Gobierno Supremo del Imperio Mexicano para “acelerar… la más perfecta amistad, armonía y buena inteligencia”. Sin embargo, dicho enviado extraordinario, Miguel Santa María, se negó a reconocer la proclamación de Iturbide como Emperador y alentó a Antonio López de Santa Anna para que se levantara contra Iturbide el 2 de diciembre de 1822, con lo cual provocó un grave incidente diplomático.

Simón Bolívar en México.

Casa de los Condes de San Mateo de Valparaíso, llamada Palacio de Iturbide.

Bolívar felicitó a México por la abdicación de Iturbide y se empeñó en concluir con el nuevo gobierno republicano el Tratado de Unión, Liga y Confederación Perpetua. Firmado el 3 de octubre de 1823, ese instrumento era esencialmente una alianza defensiva contra cualquier amenaza interna o exterior a la independencia recién conquistada. No obstante, para Bolívar tenían más importancia las cláusulas que estipulaban el compromiso de ambos gobiernos para extender el pacto a los demás estados de América, como paso preliminar para la asamblea de naciones hispanoamericanas que habría de reunirse en Panamá, a fin de constituir una confederación. El 7 de diciembre de 1824, Bolívar invitó desde Lima a los gobiernos de México, Colombia, Río de la Plata, Chile y Guatemala para que nombrasen plenipotenciarios al congreso continental, el cual se reunió en Panamá a principios de 1826. Los representantes de México, general José Mariano Michelena y Miguel Domínguez, propusieron que el congreso se trasladara a México para continuar su deliberación. Aceptada dicha propuesta, los delegados volvieron a reunirse en Tacubaya, en donde sesionaron hasta mediados de 1827. La tormentosa vida política de aquellos años en México y en los países sudamericanos y la oposición de Estados Unidos de Norteamérica, impidieron que el congreso continental produjese resultados positivos a favor del sueño bolivariano de crear lo que algunos historiadores han llamado La anfictionía Americana.

Simón Bolívar en México.

Monumento a Simón Bolívar en ´la Cd. de México.

La personalidad y la obra de Bolívar han sido objeto en México de numerosos estudios y obras de exaltación literaria. Llevan su nombre una céntrica calle de la capital y el anfiteatro del antiguo edificio de la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma. En el cruce del Paseo de la Reforma y la Avenida Mariano Escobedo se levanta la estatua ecuestre del Libertador que fue donada por Venezuela en 1944.

Ninguna respuesta to “MEXICO Y BOLIVAR”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: