UN ENIGMA LLAMADO BOLIVAR
Capítulos de la Vida y Obra de Simón Bolívar

MANUELA – INSEPULTA

CAPITULO Manuela y la Tumba sin Nombre

PULSAR PARA ESCUCHAR

la tumba de manuela saenz

Domingo 20 de octubre del 2002El País

Solo una tabla señala tumba de Manuela Sáenz en Perú

Erdwin Cueva | PAITA, PERÚ

Autoridades ecuatorianas y peruanas se olvidaron de la tumba de Manuela Sáenz, en Paita.

“Manuelita, 23, noviembre, 1856”. Esta frase descolorida está marcada en un pedazo de madera apolillada en forma de una cruz, que está por caer en la tierra reseca.

Así de olvidada y abandonada está la tumba de Manuela Sáez, conocida como La Libertadora del Libertador (Simón Bolívar), en el cementerio de Paita, Perú.

Un grupo de catedráticos lojanos presididos por Gustavo Ortiz, escritor y docente de la Universidad Técnica Particular de Loja, visitó en días pasados esa tumba, a un mes de que se cumpla el 146º aniversario de la muerte de la heroína, quien nació en Quito en el año de 1797 y murió en el puerto peruano de Paita, el 23 de noviembre de 1856.

“Es una gran pena y remuerde el corazón saber cómo están sus restos ahora, sin que autoridades peruanas ni ecuatorianas se interesen por perpetuar su memoria, por lo menos a través del adecentamiento de este sitio”, afirmó Gustavo Ortiz.

Consideró que el sitio bien podría aprovecharse como un atractivo turístico por la importancia del personaje.

“Los gobiernos de ambos países deberían preocuparse por perdurar el recuerdo de Manuelita Sáenz, tomando en cuenta la historia y la representación que tiene para nuestros pueblos”, expresó.

El docente recordó que Manuela Sáenz no solo representa el gran amor de Bolívar sino que participó activamente en el movimiento emancipador de Iberoamérica, del que formaron parte peruanos y ecuatorianos. “El abandono en el que se encuentran sus restos en el cementerio de Paita constituye una falta de respeto no solo a ella sino a todos quienes nos independizaron de España”, agregó.

Fiel luchadora
Fue el propio Simón Bolívar quien la llamó a Manuela como La Libertadora del Libertador, por su intervención para protegerlo y evitar su asesinato, sobre todo en la noche del 25 de septiembre de 1928 en el palacio de San Carlos, de Bogotá. Llegó a ser coronela del Ejército Grancolombiano y se la desterró tras la muerte de Bolívar.

Luego de peripecias se radicó en el puerto de Paita, donde murió paralítica y víctima de la difteria.

Piura: Cónsul de Ecuador visitó el lugar donde vivió Manuelita Saénz

El cónsul Patricio Rodríguez recorrió los lugares paiteños por donde estuvo la pareja de Simón Bolívar.

Con la finalidad de poder ubicar los verdaderos restos de Manuelita Sáenz, llamada La Libertadora del Libertador Simón Bolívar, el Cónsul de Ecuador en Piura Patricio Rodríguez realizó una visita a la ciudad de Paita donde se le mostró la casa donde vivió sus últimos años de vida en nuestro país, invitado por el Patronato Cultural de Paita que preside Julio Ramírez.

Como se sabe en el año de 1835 Manuelita Sáenz llegó a nuestro país, teniendo una actuación trascendental en la independencia no solo del Perú sino también de Ecuador, Colombia y Venezuela y donde demostró mucha lealtad a su amado Simón Bolívar; el Libertador de América.

El profesor e historiador Rolando Puchilan, quién basado en unos escritos y testimonios de quienes fueron los personajes más cercanos a Manuelita Sáenz, asegura que ni la casa ni la tumba donde actualmente cada año se le rinde homenaje a la quiteña, serían los lugares indicados.

Precisó que ante esto realizaron la invitación al Cónsul del Ecuador en Piura para que tome conocimiento de estos datos importantísimos para la historia de Latinoamérica.

Por su parte, el cónsul Rodríguez Pérez luego de conocer los verdaderos lugares donde se presume vivió y murió la liberadora se comprometió a formar una Comisión Binacional Técnica de Ecuador y Perú que será integrada por arqueólogos, historiadores, entre otros especialistas para que a la brevedad posible se puedan dar y comprobar científicamente el lugar donde se hallan los restos de Manuelita Sáenz.

Era el fin del exilio y el retorno de la Generala

Paita Norte del Perú.

Fue el pasado mes de Mayo en este colorido puerto donde se escribió el último capítulo de la historia de Manuelita Sáenz, al dar inicio el proyecto “Campaña triunfal Manuela la Libertadora”, que consistía en extraer una porción de tierra de la tumba de Manuelita para que simbólicamente recorra el Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela hasta llegar a Caracas donde le esperarían los restos del Libertador Simón Bolívar, quien en una de sus celebres cartas le dijo a Manuelita.

Mi bella y buena Manuela,
Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado..
Pero ahora me parece que una eternidad nos separa..
porque debo separarme de quien idolatro.
Si te idolatro hoy más que nunca jamás.

Buscando los pasos de Sáenz en Paita llegamos, junto a Marcela Costales historiadora y promotora de la campaña, a esta vieja casa y subimos por sus empinadas gradas de madera por las que Manuelita camino, ella vivió en el pueblo junto a las negras Rosalba, Natán y Jonatás sus inseparables amigas y su presencia aún se percibe.

Marcela Costales, Historiadora, dice: “Siento como si ella estuviera aquí y a través de esta ventana contemplara el mundo, el que ella imaginaba y que dejó atrás y el mundo que vivía y el que le esperaba”.

Presente igual que en Octubre de 1835, cuando Sáenz con 37 años de edad, fue exiliada por el presidente Vicente Rocafuerte.  Salió desde Guayaquil hacia Paita y su arribo se convirtió en todo un suceso para paiteños y paiteñas.

Hizo muchas amistades que le ayudaron a vivir su destierro y cerca de la iglesia bajo un letrero en el que se leía Tobacco English Spoken Manuela Saenz La Libertadora del Libertador tenia una modesta tienda de tabaco, realizaba trámites aduaneros, traducciones de ingles a español, además de preparar dulces para subsistir.

El puerto fue el lugar ideal para tener noticias de la situación política de la región después de la separación de la Gran Colombia, además de mantener correspondencia con sus amigos y los amigos de Bolívar.

En ese lugar se le paso la juventud a Manuelita y ya con medio siglo de vida, un día al descender por las viejas gradas tropezó y tras una aparatosa caída quedo con  un daño permanente en su pierna.

Pero lo mas grave sucedió en 1856 cuando uno de los barcos Balleneros trajo una mortal epidemia de difteria que arrasó con el pueblo.

Manuelita y Rosalba ayudaron a los moribundos y fue cuestión de tiempo para que enfermen, Rosalba fue la primera en morir y días después,  la Caballeresa del Sol, La Coronela del Ejército Libertario, La Libertadora del Libertador, probablemente la mujer más importante de la Independencia Latinoamericana, simplemente se recostó en su vieja hamaca y acompañada solamente de su pobreza y sus recuerdos dejó este mundo un 23 de Noviembre de 1856, meses antes, tal vez presintiendo su desenlace escribió esta carta para todos nosotros.

“Mientras miro hacia fuera desde el puerto de Paita, pienso que mi vida es solamente una gota en el océano del tiempo. Viví en una época de revolución y ha sido solamente en estos años que he encontrado la paz. Yo espero querido lector que tu también puedas encontrar belleza en una vida vivida durante un tiempo de guerra, cuando el mundo cambio para siempre”.

Fue enterrada en una fosa común del cementerio y décadas después sus amigos y seguidores le colocaron esta sencilla lapida de madera.

Desde entonces para los paiteños que visitan a sus difuntos es costumbre saludar también a su Manuelita y arreglar su sencilla tumba.
Ya que desde su infancia aprenden a quererla.

Santiago Ron, Realizador Programa La Televisión, dice: “En esta tumba está escrita el nombre de Manuelita Sáenz y la fecha de su muerte y es justamente de este santo lugar donde se extrajo la tierra que acogió a la Libertadora del Libertador por más de 150 años”.

En esta tumba esta escrito el nombre de Manuelita Sáenz y la fecha de su muerte y es justamente de este santo lugar de donde se extrajo la tierra que acogió a la Libertadora del Libertador por mas de 150 años.

Bajo el numero 390 esta la casa en la que Manuelita y sus amigas vivieron sus últimos años y a la que en el año 2006 llegamos con el proyecto La Ruta del Libertador, las argollas que sostuvieron la hamaca en la que murió aun se conservaban, igual que las paredes y las vigas que se desmenuzaban como un viejo papel.

4 años después la vivienda de Manuelita permanecía igual, María Godos quien vive en ella y se ha convertido en su custodio, nos dijo que no se han cumplido las varias promesas hechas por las autoridades para cuidar de este patrimonio y la histórica edificación, junto con sus vivencias, se resiste a desaparecer.
María Godos Curay, dice: “Siento la presencia de Manuelita Sáenz hace muchos años, esta casa es como un imán de atracción, para mí personalmente es como un cofre, como algo que yo verdaderamente  tengo que cuidar”.

Afuera de ella la tierra de Manuelita fue  colocada en 3 cofres, uno iría a Quito, otro  a Caracas y el tercero llegaría a Esmeraldas como un homenaje al pueblo afroecuatoriano que luchó por  la Independencia, representado por Rosalba.

En medio de la ceremonia apareció esta hermosa obra de arte de la escuela quiteña, un niño Jesús que perteneció a Manuelita y que ella obsequio a Paita.

Desde entonces acompaña a la Virgen en sus romerías. Y es que la Coronela , a pesar de haber sido muy crítica con la moral religiosa de la época, estuvo siempre cerca de la profunda fe del pueblo, gente sencilla como Atila el marinero quien recordó que Manuelita peleó como muchos soldados en Ayacucho y nos dio lo mas preciado.

Facetas de una historia que nos une y que nos hace hermanos de sangre, así lo demostró este soldado peruano quien nos dio una sorpresa al cantar  con  orgullo no solo el himno de su país.

Sino también el himno ecuatoriano.

Indios, blancos, negros, cholos, mulatos, somos un pueblo mestizo que piensa y es diferente al resto del mundo así lo dijo el Libertador de 5 naciones y fue su gran maestro el sabio Simón Rodríguez quien le enseñó a amar a esta tierra y su pensamiento 200 años después es tan vigente como en aquella época.

Renata Teodori, Historiadora Peruana, dice: “El tenía esta  famosa frase: Inventamos o erramos; que quería decir,  estar en contra de copiar el modelo europeo, o el modelo anglosajón y más que nada una educación ética, una educación ciudadana, pero para poder  tener una educación ciudadana tenemos que llegar a tener una educación para la igualdad”.

Ideales que permanecieron vivos en las largas conversaciones entre Manuelita y el Maestro Simón quienes se encontraron en el exilio en las costas peruanas.

Santiago Ron, Realizador Programa La Televisión, dice: “Manuelita Sáenz y Simon Rodríguez se reunieron varias veces  en esta la Iglesia de San Lucas de Colán, imaginaban que algún día seríamos una sola nación Bolivariana”.
Y en 1854 se despidieron por ultima vez.

Ese año el Maestro del Libertador fallecio en Amotape  a donde fuimos para conocer una fabulosa historia sobre su muerte.

El Sabio Don Simón tenía 84 años cuando murió en esta vieja casa, que no ha cambiado desde entonces y sigue habitada.

Y lo más sorprendente fue que los amotapeños nos dijeron que traerían el cuerpo de Rodríguez para verlo después de más de 180 años, incrédulos por tal afirmación ya que la versión oficial dice que los restos del maestro descansa junto a Bolívar en Caracas, acompañamos a los pobladores hacia el interior de la iglesia donde estaría el sorprendente hallazgo.

Bajaron un viejo atúd de madera. Y al destaparlo.

Los posibles  restos de Simón Rodríguez estaba frente a nosotros.

La leyenda cuenta que el cuerpo fue cambiado hace casi un siglo antes de ser exhumado y llevado a Caracas y que hace algunos años lo desenterraron tras realizar varios arreglos en el piso de la Iglesia.

Si el cuerpo es del Maestro del Libertador o no, no lo sabemos, lo cierto es que se ha convertido en parte de la leyenda de una historia que aun falta ser contada sobre nuestros héroes y heroínas, como Manuelita, Jonatas, Nanta, Rosalba y el gran Simón Rodríguez.

Visionarios que durante toda su vida lucharon por su ideales y que su recuerdo nos hace sentir que su mayor legado, el amar a esta tierra de libertad, aún permanece vivo.

La próxima semana la segunda parte del retorno de Manuelita al Ecuador, su historia, su pensamiento y su descendencia.

Un Enigma llamado Bolívar

Premio PNG 72

Investigación, Guión y Musicalización:

JORGE MIER HOFFMAN

Lectura: PORFIRIO TORRES

Premio

Especial Manuela Sáenz

Manuelita Saez, La Libertadora del Libertador

MANUELA SÁENZ: BUSCANDO A MANUELITA EN PAITA (Reportaje completo)- GONZALO HIGUERAS

Un Enigma llamado Bolívar

JORGE MIER HOFFMAN

bolivarenigma@gmail.com

Teléfono Celular Venezuela

58 – 0426 5869991

Reportaje al Perú: Paita

AMOTAPE (plaza de armas y su puente)

Amotape -Paita 2012

Libro La Carta “que cambiará la historia” de venta en la Librería Nueva Chacao en Caracas a una cuadra de la estación del METRO en Chacao vía a Chacaito

proclama2

Ninguna respuesta to “MANUELA – INSEPULTA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: